Día del Orgullo LGTB 2019

Foster's Hollywood Murcia
Visto: 1356

Actualmente, todos sabemos que es un día de celebración y reivindicación por parte del colectivo donde todo el mundo tiene cabida, pero ¿conoces realmente su historia?

Como cada año desde 1969, se celebra el Día del Orgullo Gay, un día que conmemora los disturbios que tuvieron lugar en Stonewall (Nueva York, Estados Unidos) y que marcaron el inicio del movimiento de liberación homosexual. La fiesta que se celebra pretende reivindicar de forma pública la igualdad del colectivo, que ninguna persona se sienta avergonzada de lo que es, independientemente de su sexo biológico, su orientación sexoafectiva, identidad sexual o su rol de género. Surge como una respuesta política hacia distintos mecanismos que el sistema patriarcal utiliza contra quienes se "desvían" de la heteronormatividad.

Actualmente, todos sabemos que es un día de celebración y reivindicación por parte del colectivo donde todo el mundo tiene cabida, pero ¿conoces realmente su historia? Estos fueron algunos de los momentos que marcaron su historia.

STONEWALL INN Y EL INICIO DE TODO. 1969

Los hechos ocurridos en el Greenwich Village en protesta por el acoso policial a la comunidad gay de Nueva York supusieron un punto de inflexión en la lucha a favor los derechos civiles de los homosexuales de todo el mundo. Se desencadenaron el 28 de junio de 1969 como reacción a una redada policial en un bar de ambiente, el Stonewall Inn, extendiéndose a las calles cercanas durando tres días. Fue la primera vez que la comunidad homosexual se enfrentaba de forma contundente contra la policía. Un año después, se conmemoró el suceso con la primera marcha del orgullo LGTB.

LA PRIMERA MANIFESTACIÓN EN ESPAÑA. 1977

Cataluña fue el escenario donde se dieron los primeros pasos hacia la apertura: el recién nacido Frente de Liberación Gay de Cataluña (FAGC) convocaba una marcha el 26 de junio de 1977 en Barcelona a la que asistían cerca de 5.000 personas, lideradas por un grupo de travestis. La marcha, que discurría por las Ramblas, fue duramente reprimida por la Policía junto a la fuente de Canaletas, y acabó con la detención del doctor Oriol Martí, profesor de la facultad de Medicina de Barcelona. Acusado de proferir insultos a la autoridad pública, pasó más de medio centenar de jornadas en la cárcel Modelo de la Ciudad Condal. Durante la manifestación, se podían leer slogans como: "Mi cuerpo es mío y hago con él lo que me da la gana" y "¡Amnistía sexual!".

LA BANDERA ARCO IRIS. 1978

El símbolo del Orgullo fue diseñado por el artista y activista Gilbert Baker (Chanute, Kansas, 2 de junio de 1951—Ciudad de Nueva York, 31 de marzo de 2017). Ondeó por primera vez en el Festival de San Francisco, que se celebró en julio. Originariamente tenía ocho franjas: rosa (sexualidad), rojo (vida), naranja (salud), amarillo (luz del sol), verde (naturaleza), turquesa (magia/arte), azul (serenidad) y violeta (espíritu). Con el tiempo, la franja rosa y turquesa han desaparecido. Un año más tarde, 1979, en España se despenalizó las prácticas homosexuales y, finalmente, el 17 de mayo de 1990, la homosexualidad se retiró de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

LAS CELEBRIDADES QUE DIERON EL PASO.

Muchas han sido las caras conocidas que, paulatinamente, han hecho pública su orientación sexual: deportistas de élite, actores, presentadores, cantantes… El saltador californiano y ganador de medallas en las Olimpiadas de Los Ángeles (1984) y Seúl (1988) Greg Louganis se declara homosexual y portador del VIH en 1994. Nueve años antes, otro símbolo de la masculinidad en Hollywood, Rock Hudson, hizo lo propio. En 1998, el cantante George Michael también salió del armario tras ser arrestado por actos lascivos en un urinario público de Beverly Hills. Ricky Martin, en el 2010, con una carta en las redes en la que decía: "Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida". Jason Collins, ex jugador de la NBA, fue el primer jugador que, estando en activo, declaró su homosexualidad en 2013.

ESPAÑA Y EL MATRIMONIO GAY. 2005

El 2 de julio de ese año se publicó la ley 13/2005, que permitía así el matrimonio entre personas del mismo sexo en nuestro país. Fuimos el tercer país en legalizarlo, Holanda lo hizo primero en 1998 y Bélgica, en el 2003. Seis años después, en 2011, Barcelona inauguró en el parque de la Ciudadela un monumento en memoria de los gays, lesbianas y personas transexuales represaliadas a lo largo de la historia.

Hoy en día, y pese a que en muchos países la homosexualidad está legalizada y casi normalizada, a la sociedad y al colectivo LGTB todavía le queda mucho por lo que seguir luchando, ya que aún se considera ilegal en más de 70 países y más del 40% de la población viven en lugares donde sigue siendo perseguida.

EL FUTURO.

El aperturismo y la evolución educativa irá permitiendo perfilar y naturalizar cada vez más una realidad tan simple como la inmensa y rica diversidad humana. la I de intersexual, la Q de queer, el signo + para quién se sienta de otra forma.

En cualquier nos hacemos eco de la frase que la cantante Alecia Beth Moore conocida por su nombre artístico “Pink”, pronunció en su día y esa es la sociedad hacia la que definitivamente deberíamos de transitar: “El mejor día del mundo será cuando ya no hablemos de heteros y gays”

“En sí, la homosexualidad está tan limitada como la heterosexualidad. Lo ideal sería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre, a cualquier ser humano, sin sentir miedo, inhibición u obligación” - Simone de Beauvoir